El fallecimiento de una persona hace surgir una serie de derechos y obligaciones para los llamados a sucederle cuya falta de ejercicio puede originar importantes problemas.

Sera nececesario, entre otras tareas:

  • Liquidar el impuesto sobre sucesiones e inclusive plusvalías en el plazo legalmente establecido para evitar recargos.
  • Efectuar la declaración de herederos cuando no hay testamento otorgado por el fallecido para adquirir el título que le habilita como sucesor.
  • Rescatar seguros.
  • Atender las obligaciones que pudiese haber dejado pendiente el difunto para evitar perjuicios a los herederos.
  • Dividir la herencia para que los bienes inmuebles puedan ser inscritos a su nombre.
  • Otras actuaciones a determinar en función de la situación concreta existente.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted